Tenga un plan para revisar las ofertas de compra y para no dejar que la mejor oferta se resbale de entre sus dedos!

Usted ha trabajado duro para conseguir tener su casa lista para la venta y para ponerla a la venta con el precio adecuado y con un poco de paciencia, las ofertas llegarán. Tendrá que revisarlas una por una cuidadosamente para determinar sus fortalezas y las desventajas.  para poder elegir una de ellas y para poderla aceptar. Veamos un plan para evaluar las ofertas.

1. Comprenda el proceso.

Todas las ofertas son negociables, así le informará su agente . Cuando reciba una oferta, puede aceptarla, rechazarla o responderla pidiendo que se modifiquen los términos ó alguno de ellos, lo que se denomina “hacer una contraoferta”.

2. Establecer líneas de base.

Decida de antemano qué términos son los más importantes para usted. Por ejemplo, si el precio es más importante, puede que tenga que ser flexible en su fecha de cierre. O si desea que la transacción no se desmorone porque el comprador no

puede obtener un préstamo hipotecario, requiera de antemano que el comprador esté precalificado o que determine si va a comprar en efectivo pidiendo le muestre pruebas de disponibilidad del dinero.

3. Cree un proceso para revisar las ofertas.

Si usted piensa que su casa podría recibir varias ofertas, trabaje con su agente inmobiliario para establecer un marco de tiempo durante el cual los compradores deben presentar ofertas. Eso le da ría mas tiempo a su agente para ofertar su casa a tantos compradores potenciales como sea posible, y le daría también  tiempo para revisar todas las ofertas que está recibiendo.

4. No tome las ofertas a titulo personal como ofensa.

Vender su casa puede ser muy emotivo. Pero es simplemente una transacción de negocios, y usted debe entenderlo y percibirlo de esa manera. Si su agente inmobiliario le dice que un comprador se quejó de que su cocina está horriblemente anticuada, justificando su oferta de bajo perfil, no se ofenda. Considerelo como una señal de que el comprador está interesado en la casa y debe entender que esos comentarios son una táctica de negociación. Pues involucrase en ella!.

5. Revise cada término.

Hay que evaluar cuidadosamente todos los términos de cada oferta. El precio es importante, pero también lo son otros términos. ¿El comprador está pidiendo que la propiedad o accesorios – como electrodomésticos, muebles o tratamientos de ventanas – se incluyan en la venta que usted planea realizar?

Hágase estas preguntas: 

¿Es suficiente para Ud. la cantidad de dinero que el comprador propone depositar al hacer la oferta inicial? Cuanto menor sea el dinero depositado como compromiso de compra, le será menos doloroso all comprador perderlo si decide no comprar por alguna motivo ó si le surge algún problemas.

¿Los compradores han adjuntado junto con la oferta de compra una carta de precalificación o de aprobación previa de algún banco, lo que significa que ya han sido aprobados para financiamiento?

¿La oferta incluye una financiación u otro tipo de contingencias? Si es así, los compradores pueden caminar retirarse legalmente de la negociación si no pueden conseguir una hipoteca, y querrán que Usted le devuelva su dinero. ¿Estaria Usted cómodo con esa incertidumbre?

¿El comprador podría pedirle  que haga algunas concesiones, como cubrirle algunos costos de cierre? ¿Estaría Usted dispuesto y quisiera Usted permitirlo?… ¿tal vez le pediría que la fecha de cierre propuesta por el comprador le afecte sus planes?

Con cada propuesta que le haga el comprador,, pregúntese: ¿Es esta propuesta digna para mi aceptarla, o puedo comprometerme para alcanzar mi meta final que es la de cerrar la venta y obtener mi dinero?

6. Sea creativo. 

Si ha recibido una oferta inaceptable a través de su agente inmobiliario, hagase preguntas para determinar qué es lo más importante para el comprador y ver si puede satisfacer esa necesidad. Usted debe comprender y aprender que el comprador tiene la necesidad de moverse rápidamente. Eso puede permitirle a Usted que se mantenga firme en el precio, pero contraoferta para cerrar rápidamente. La clave para negociar con éxito la venta es permanecer flexible.